ruido_blanco_02

Dicen que todo está inventado. Puede ser, pero la música de ruidoblanco tiene algo (mucho) de genuina.

“El Hombre que Habita el Mundo” es el título de su nuevo trabajo. Un EP, producido de nuevo por Suso Saiz, que da un paso artístico y estético en su forma de entender la música.

Cinco canciones que siguen mostrando su particular manera de describir emociones.

Tras año y medio de intenso trabajo, promoción y viajes por toda la geografía para presentar “Midiendo el Tiempo con Canciones”, llega “El Hombre que Habita el Mundo”, un EP que ya nace crecido. Estas son las cinco etapas de su gestación:

1. LAS CANCIONES, UNA CARRERA DE FONDO. Desde la salida del primer disco Ruidoblanco ha evolucionado musical y emocionalmente, y ha encontrado el tiempo suficiente para plasmar estas nuevas sensaciones en unas canciones que respiran de otra forma. El local de ensayo, durante los meses de Noviembre y Diciembre de 2012, pasó a convertirse en el laboratorio donde fueron madurando los nuevos temas que hoy componen este EP.

2. EL CROWDFUNDING. Ruidoblanco abría un paréntesis con Warner para la autoedición de su nuevo proyecto. La financiación para sacar adelante este EP vendría a través de una campaña de Crowdfunding. De esta forma un montón se mecenas se han convertido en los responsables finales de llevar a cabo este nuevo trabajo.

3. LA PREPRODUCCIÓN. Empezó 2013 y con él la nueva aventura: el día 7 de enero Ruidoblanco se encerraba, junto a Suso Saiz, en una casa de los Pirineos. En ocho días de intenso trabajo se repasaron, una y otra vez, las canciones a grabar, se arreglaron las elegidas y quedó definido el concepto de producción.

4. LA GRABACIÓN. De vuelta a Barcelona, y con las ideas frescas, la furgoneta descargaba directamente los instrumentos en los estudios Blind Records (Love of Lesbian, Shuarma, Sidone…) . Con Santos Berrocal en la mesa de sonido y Suso Saiz en la producción el 14 de Enero comenzaba la grabación.

5. LA IMAGEN. La obra de Bonnie Monteleone “The Plastic Ocean”, basada en “La Gran Ola” de Hokusai Kanagawa plasmaba a la perfección el contenido de las nuevas canciones, los textos y las sensaciones que quería comunicar Ruidoblanco en su nuevo trabajo (¿cómo hemos llegado hasta aquí? ¿hacia dónde vamos? ¿qué sentido tiene todo esto?) Así que, confiando una vez más en la creación colectiva, la banda se puso en contacto con la artista americana para que su obra fuese la imagen de este EP.

Y aquí lo tenemos. Esto es “El Hombre que Habita el Mundo”, un disco con una lectura que amordaza el amor, la rutina, la obligación y la indignación:

– “Separar de un modo microscópico la ambición del control. Disfrazar lo trágico de irónico y aguantar…” (Recursos)

– “Míranos, quién iba a decírnoslo. Tanta fe para qué, si hay lo que ves…” (Frágiles)

– “Estoy seco otra vez, ya no siento la sed…” (Depredación)

– “Y así equilibrar la caída en picado hasta el final, podría ser peor. Si volvemos a acudir a aquello que hicieron lo mínimo por ti…” (Semanas)

– “Déjame desaparecer, vuélvete que ya no estaré…” (Desaparecer)