totem_frontera_balago_boris

Frontera Círculo es el sello musical del Círculo de Bellas Artes que se gesta en 2009 bajo el lema de abrir las puertas de esta institución a esa música fronteriza e independiente que transita en paralelo a los canales convencionales de producción, distribución y exhibición musical. La Programación del Ciclo anual que celebra el Círculo de Bellas Artes con el Patrocinio de cervezas Ámbar y la colaboración de R3 incluye, para la edición 2016, artistas como Balago, Boris Divider (febrero), Rufus T. Firefly (marzo), Julián Maeso (abril) o Christina Rosenvinge (mayo).

Boris Divider, con más de veinte años de trayectoria musical, inaugura con este directo audiovisual la nueva edición de Frontera Círculo Ambar. Previamente volcado en la electrónica de club, su trabajo ha virado hacia un tipo de creación caracterizada por el sincronismo entre el audio y el vídeo. Es imprescindible, para aproximarse a Divider, tomar en consideración su interés hacia la música electroacústica de corte secuencial, que constituye uno de los pilares de la trayectoria de este músico, productor y compositor visual.

Sus dos últimos trabajos, Deflector | Atractor (2014) y ExaScale (2015) testimonian una interacción entre el calor analógico y la precisión digital, con presencia de líneas de sintetizador analógico, ritmos industriales, drones y, sobre todo, renovación continua.

El segundo de los conciertos lo protagonizan David y Roger Crespo junto a Guim Serradesanferm, Balago, una banda cuya constante, desde 2002, es la evolución en el sonido. Procedentes de La Garriga y con cinco discos en su biografía, facturan música electrónica ambiental, siempre sugerente y oscura.

En 2002 publicaron Erm. En ese momento, la agrupación la formaban David, Guim y Jordi Soldevila, y el disco se tradujo en una crónica musical, a cámara lenta, del sentido del vacío. La inclusión de sampler y programaciones dio lugar a El segon pis (2004), un trabajo de sintaxis compleja y heterodoxia formal. En 2008, David Crespo en solitario publicó D’aquii, un disco solemne en torno al aislacionismo, que precedió a Extractes d’un diari  (2010), más rítmico, extrovertido y melódico. En Darder (2013), su quinto y último álbum hasta la fecha, se percibe una renovada voluntad aperturista, manifestada en el uso de sintetizadores y ritmos electrónicos de baja intensidad.